martes, 29 de octubre de 2013

Rock y basket

Muere Lou Reed unos días después de que el CAI pierda en Berlín. Un verano de finales de los noventa estuve de juerga con un jugador del CAI que acababan de cortar en la selección española de baloncesto. Era un tipo con narices, un talento puro. Estuvimos viendo un concierto en el Centro Cívico Delicias y terminamos en la King Kong.

Alemania como la gran mentira del baloncesto: Uwe Blab y Christian Welp, dos veinte o más. 1.5 puntos por partido, 0,7 rebotes...

A Fernando Martín le partió la nariz Kevin Duckworth en la liga de verano de los Portlan Trail Blazers. Diez días de contrato. Luego fue pivot titular de los Blazers supcampeones: Terry Porter, Clyde The Glyde Drexler, Jerome Kersey...y Duckworth. Kevin Duckworth murió hace cinco años, 44 años. Rockandroll en Portland. Y Drazen Petrovic. No nos olvidemos de Mozart, aunque no sea esto rockandroll. Buck Williams, Clifford Robinson... los Blazers de finales de los ochenta. Algunas noches sueño con Jerome Kersey, un segunda ronda del draft, eso me fascinaba.

Me fascinaba las sexta ronda del draft, los que sobreviven...los viejos perros de sonido filadelfia, sexta ronda del draft amigo, eso es mucha morralla delante. Moses Malone, con las manos en el barro, el gorila Dawkings, Gomelsky viviendo el sueño europeo en Tenerife.

Me acuerdo de la electricidad: al nueva era de Trecet vs el HipHop de Dr.Loncho.


Bélgica, Holanda y la Gran Bretaña, la gran mentira del baloncesto. Islancia, Finlandia, Suecia, tercera gran mentira del baloncesto. Los negros del baloncesto: di no al tercer americano. Se sientan en el suelo, rezo a Díaz Miguel. Os acordáis, antes del "angolazo"...se sentaron en el suelo, di no al tercer americano.


El día que perdimos contra China estaba con una chica. Era de noche, no era el día que perdimos contra China. Traté de besarla y me mandó a la mierda. Perdimos contra China, Lolo, me lo habías prometido. Johny Rogers tenía más suerte, besaba a chicas por las esquinas. Como Brad Branson, las chicas de Valencia tienen más gusto que otras con el baloncesto.

El norte como la gran mentira del baloncesto: Álava, Guipuzcoa, Bilbao. ¿De verdad? Davalillo y Aitor Zárate. Un tal Alonso, un 2.05 que era escolta. Todo mentira.


Los georgianos asustan. Vamos 2-1. Hay que liarla.  

por Octavio Gómez Milián

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada